Champú Sólido de Aceite Germen de Trigo, Cabello Delicado, Liso y Seco

10.00

Hay existencias

Peso: 90 – 95 g aproximadamente

Tipo de cabello: Cabello muy sensible y seco

Este champú está formulado para cabello muy delicado, seco y Liso. Champú sólido para cabello muy sensible o irritado, caspa, dermatitis, dermatitis seborreica, psoriasis. Hecho con lujosos aceites de excelente calidad, Aceite de Germen de trigo BIO primera presión en frío y Aceite de Ricino. Su misión, calmar, quitar picores y desinflamar el cuero cabelludo, dar brillo, suavizar, repara la fibra capilar, reduce el encrespamiento, reduce las puntas abiertas y fortalece el cabello para evitar su caída.

INCI:

Sodium Coco Sulfate (SCS), Sodium Cocoyl Isethionate(SCI), Agua Destilada, Aceite de Ricino, Aceite de Germen de Trigo, Arcilla Blanca Kaolín, Avena en polvo, Proteína Vegetal aislada de Guisante, Betaína de Coco, Inulina Vegetal, Aceite Esencial de Romero, Extracto de Flor de Hibisco, Extracto de Flor de lavanda, Extracto Flores Hipérico, Extracto de Manzanilla, Extracto de Melissa, Almidón de Arroz, Alantoína Pura, perfume, Ácido Cítrico.

Características.:

Nuestros champús son hechos con tensioactivos suaves, derivados del coco y son bien tolerados por la piel más sensible.

Evitar que entre en los ojos, si entra, enjuagar con agua abundante.

Aconsejamos una prueba de alergia, por ejemplo, en pliegue del codo.

Son muy concentrados, sin apelmazantes, espesantes, son 0% residuos, no consumes plástico y son biodegradables. Colaboras así al magnífico medio ambiente.
Sin parabenos, sin siliconas, sin sulfatos, sin sal. La mejor opción para tu cabello, alejarte de sustancias dañinas y venenos.

Propiedades:

Aceite de Germen de trigo BIO primera presión en frío. Este aceite es rico en vitamina E, es antioxidante y protege de radicales libres. Es antiinflamatorio, calmante, suavizante y nutre en profundidad el cabello además de evitar su caída. Quita la caspa y el frizz (encrespamiento).
Aceite de Ricino. Uno de los mejores aceites que podemos usar para la piel y sobre todo el cabello. Calma irritaciones, trata para dermatitis, caspa, picores, descamación, caída del cabello. El cabello se engrosará, se suavizará, se potenciará su crecimiento, nutre la cutícula del mismo reparando puntas abiertas o cabellos ásperos y dañados.

Arcilla Blanca kaolín. Anticaspa, reduciendo los picores gracias a la arcilla blanca. Limpia en profundidad purificando el cabello, mima y calma el cuero cabelludo sensible haciendo desaparecer rojeces, irritaciones y la caspa, además de absorber el exceso de grasa.
Avena en Polvo. Para sanar irritaciones, afecciones como urticaria, eczemas, picores, dermatitis o psoriasis.
Limpia absorbiendo la grasa y la suciedad de poros.
Además calmar y refrescar la zona afectada protegiendo de la deshidratación.
Inulina Vegetal natural. Derivada de la achicoria, dejará el pelo fácil de peinar dejándolo acondicionado y suelto.
El aceite esencial de Romero, esencial para equilibrar grasa y además fortificar la raíz del cabello y evitar su caída.
Proteína vegetal aislada de guisante que aporta propiedades revitalizantes, actúa dando consistencia al cabello brillo y volumen.

Betaína de Coco, es un tensioactivo muy suave derivado del coco, que aporta al champú esa espuma que nos gusta tanto.

Extracto de Melissa. Es una planta parecida a la menta. También se le llama “Toronjil” es nativa de Europa y el mediterráneo. Tiene flores preciosas en griego se la llamaba melissa por ser la favorita de las abejas, y se denominaron abejas melíferas. Tiene muchas propiedades para calmar los nervios, ansiedad y depresión. Para la piel, es sanadora de dermatitis, piel seca, escamada, irritada e incluso con acné.

Extracto de Manzanilla. Por todos conocidos desde la antigüedad sus propiedades curativas, está compuesto por curmarinas, flavonoides, aceites esenciales y polisacáridos que tienen propiedades antioxidantes, calman la piel irritada y sensible, la suavizan, cicatrizándola y reparándola donde haya lesiones. Aporta al pelo brillo, lo revitaliza y fortalece evitando roturas o puntas abiertas. Calma irritaciones, picores y caspa.

Extracto de flor de Lavanda. Es antiséptico, cicatrizante, antibacterias, antiirritaciones, sana, por tanto, heridas, irritaciones de la piel y sequedad.

Flor de hibisco. Utilizado desde la antigüedad, es Ayurveda, aporta al cabello juventud, brillo y es anticaída y estimula el crecimiento del pelo. Como acondicionador natural, desenreda. Es protector contra rayos UV y desinflama la piel irritada

Sodium Coco-Sulfate (SCS), tensioactivo aniónico suave, derivado del coco, BIO compatible, permitido por la cosmética natural ECOCERT

 

Sodium Cocoyl Isethionate (SCI), es un tensioactivo aniónico suave, hace una espuma agradable, sin sulfatos, derivado del aceite de coco, es 100% biodegradable y está autorizado en materia orgánica.

Alantoína Pura. Es especialmente indicada para las pieles secas, con eczemas, heridas, es cicatrizante, suavizante, hidratante y regeneradora. Especial porque acelera el proceso de regeneración de las células de la piel ayudando a desprender las viejas y a sustituirlas por las nuevas. Muy usada por tanto para sanar la piel quemada por el sol, el viento o el frío, para dermatitis del pañal de los bebés

Almidón de Arroz. Tiene muchos beneficios para la piel y el cabello ya que contiene vitaminas B, C, D y es rico en aminoácidos.  Da brillo, suavidad, hidratación porque retiene la humectación, es anti caspa, evita la rotura capilar, reduce puntas abiertas, elimina los tóxicos tanto de la contaminación como de los productos químicos. Es el gran ingrediente asiático para melenas largas, sanas y con vida.

Modo de uso:

Humedecer bien con agua el cabello, enjuagar también el champú y restregar por todo el cuero cabelludo haciendo un masaje hasta conseguir espuma (evitar que llegue a los ojos).

Déjalo actuar por 2 minutos para que hagan efecto esos maravillosos ingredientes, mientras si quieres te puedes lavar el cuerpo.

No es necesario lavar dos veces el cabello. Con lo cual, se ahorra champú, tiempo y agua.

A continuación, enjuagar el cabello con abundante agua lo más fresca posible, te aportará brillo al cabello.

Nuestros champús llevan acondicionador incorporado, pero si quieres, puedes usar después un acondicionador o mascarilla.

Muy importante, después de cada uso, llevar el champú sólido a un sitio seco.