Crema de Manos Reparadora con Aceite de Semillas de Frambuesa + Urea 12%

17.00

Hay existencias

Volumen: 100 ml 

Para pieles normales, secas y mixtas, Incluso muy sensibles

INCI:

Agua destilada, Urea (12%), Aceite de Semillas de Frambuesa Virgen, Cera emulsionante origen natural, Aceite de Caléndula (infusionado de girasol) Aceite de Cártamo, Manteca de Karité Virgen, Glicerina Vegetal, Aceite de Semillas de Uva, Aceite de Ricino, Cera de Abejas natural, Manteca de Cacao Virgen, Alantoína Pura, Conservante antimicrobiano BIO,  Vitamina E, Alginato(Algas Pardas), Extracto de Manzanilla, Extracto de Hipérico, Extracto de Melissa, Extracto de flor de Lavanda, Aceite Esencial de Bergamota, Perfume.

Características:

Esta extraordinaria crema de manos natural, está repleta de nutrientes y principios activos que repararán tus manos totalmente. Con mejora inmediata tras la primera aplicación. Con alto porcentaje en Aceite de Semillas de Frambuesa de primera presión en frío, rico en vitaminas A y E, ácidos grasos esenciales con efecto antioxidante, protector, regenerador de la piel seca, madura o envejecida gracias al ácido elágico que además de ser un potente antienvejecimiento, reduce la destrucción del colágeno.

Hidrata profundamente, aquí intervienen varios ingredientes para lograrlo, destacando Urea al 12% que reparará grietas desde las capas más profundas de la piel y notarás después de la primera aplicación una mejora inmediata.

Es además regeneradora celular, repara y rejuvenece la piel dañada gracias a estos ingredientes que forman un engranaje perfecto:

  • Aceite de Semillas de Frambuesa primera presión en frío, para la conservación de sus nutrientes.
  • Aceite de Semillas de Uva
  • Aceite de Ricino.
  • Aceite de Cártamo.
  • Aceite de caléndula.
  • Manteca de Cacao Virgen.
  • Cera de Abejas Natural.
  • Alantoína Pura.
  • Aceite esencial de Bergamota.

Nos conquista su textura y que inmediatamente después de aplicárnosla, nos notamos manos más jóvenes, totalmente nutridas y sentimos confort inmediato al usarla.

Te encantará su elegantísima fragancia, de aceite Esencial de Bergamota, la más cotizada por los maestros perfumeros, y que se absorbe perfectamente. Repleta de lujosos principios activos, se convertirá en tu favorita.

Nos encanta lo natural que es, sin parabenos, ni siliconas, ni derivados del petróleo y otros tóxicos.

Propiedades:

Aceite de Semillas de Frambuesa virgen. Este aceite es de primera presión en frío, para que conserve todas sus propiedades. Rico en vitamina A y E, rico en ácidos grasos esenciales, linoleico y oleico. Aceite antioxidante, que nos aporta protección frente a radicales libres, previene el daño oxidativo, por viento, agua, frío y lavado excesivo de manos y uso de detergentes y componentes químicos. Es antienvejecimiento porque su ácido elágico, actúa en las capas profundas de la piel, evitando la destrucción del colágeno, regenera y repara las células desde el interior, restaurando las arrugas y evitando nuevas.

Contiene fitoesteroles que hidratan y retienen el agua epidérmica.

Contiene mayor poder antiinflamatorio que otros aceites, si lo usas continuamente, evitarás erupciones, eczemas, irritaciones, picores, dermatitis

Urea al 12%. Este porcentaje significa que está indicada para pieles muy secas. La Urea es un derivado de las proteínas y un gran hidratante que promueve la humectación desde las capas más profundas de la piel y a la vez es exfoliante, es un excelente aliado en las cremas que junto con otros componentes hacen desaparecer todos los efectos de la sequedad, la deshidratación y las grietas. Alivia picores, eczemas, sequedad, heridas, en pieles normales, dañadas, con psoriasis, atópicas con dermatitis.

Aceite de Semillas de Uva. Este aceite rico en ácidos grasos Omega 6 y Omega 9, que juntos, ralentizan el envejecimiento celular, equilibra el exceso de grasa en la piel, neutralizan los radicales libres que provocan las arrugas.

Aceite de Caléndula. Flor de Caléndula, infusionado en aceite de girasol, Es un aceite de múltiples propiedades, es antiarrugas, hidratante, antiinflamatorio, calmante de pieles sensibles, purificante, antibacteriano, regenerante, reparador, cicatrizante.

Manteca de Karité. Ideal para todo tipo de pieles, ya que equilibra la grasa de la piel produciendo ese efecto satinado en la piel sin exceso de grasa. Hidrata, suaviza, nutritiva, es antioxidante, antienvejecimiento, regenerador celular y es rica en minerales y vitaminas E y F y ácidos grasos.

Manteca de Cacao Virgen. Es una grasa vegetal extraída de las semillas del cacao directamente. Rica en minerales, como el zinc, magnesio, calcio, potasio, manganeso, hierro y cobre. Es hidratante, nutritiva y humectante, es también antioxidante evitando así el envejecimiento prematuro, teniendo la capacidad de rejuvenecer. Ideal para pieles sensibles, trata la dermatitis y también desinflama la piel.

Aceite de Ricino, es un aceite denso y con muy poco olor. Proporciona confort a la piel dañada, humecta, suaviza, calma, desinflama y nutre, por tanto, es muy efectivo para las pieles atópicas y con dermatitis.

Cera de Abejas Natural. Esta cera de Abejas es de un productor local, es pura, artesana, muy beneficiosa, la piel se encontrará protegida, nutrida y suave.

Aceite Esencial de Bergamota, es un aceite entre verde y azulado claro, se extrae de la corteza del fruto de la bergamota en frío, esto confiere grandes propiedades y calidad al aceite esencial ya que al no llevar temperatura mantiene todas sus propiedades intactas en la extracción.

 De fragancia a cítricos, es dulce, elegante, delicado, con propiedades antidepresivas y muy usado en el mundo de la perfumería.

 Sus propiedades son astringentes, equilibrantes del sebo, purificantes, antibióticas, desinfectantes, antiacneicas, etc. 

Aceite de Cártamo. Sorprendente y lujoso aceite, con grandes propiedades.

Es rico en vitaminas A, E y K, además tiene un 78% de ácido linoleico en su composición por tanto tu piel se sentirá más joven, libre de irritaciones, dermatitis, protegida de radicales libres. Mejora el estado de las arrugas suavizándolas.

Además, la piel queda suave, hidratada ya que favorece la humectación y la capacidad de que la piel pierda el agua y la retenga, resultando ideal para las pieles secas y muy secas, absorbiéndose sin dejar grasa, sin dejar brillos.

Alginato (Algas Marinas Pardas). Posee propiedades hidratantes, remineralizantes reafirmantes, aporta un efecto tensor inmediato y rejuvenecedor.

Vitamina E.  Actúa como hidratante, potente antioxidante protegiendo la piel frente a agresiones externas y frente al proceso oxidativo natural de las células, estimula la circulación sanguínea, permitiendo que los nutrientes y el agua lleguen a nivel celular. Aporta nutrición, mejorando las cicatrices y suavizando las arrugas.

Extracto de Manzanilla. Por todos conocidos desde la antigüedad sus propiedades curativas, calmantes, antiinflamatorias, está compuesto por curmarinas, flavonoides, aceites esenciales, el famoso bisabobol y polisacáridos que tienen propiedades antioxidantes, calman la piel irritada y sensible, la suavizan, cicatrizándola y reparándola donde haya lesiones.

Extracto de Hipérico. Es una planta preciosa de flores amarillas. También conocida como “hierba de San Juan”. En la piel tiene el poder de absorber la grasa y cicatrizar las heridas. Al ser rica en flavonoides también es antiinflamatoria y antirradicalar.

Alantoína Pura. Es especialmente indicada para las pieles secas, con eczemas, heridas, es cicatrizante, suavizante, hidratante y regeneradora. Especial porque acelera el proceso de regeneración de las células de la piel ayudando a desprender las viejas y a sustituirlas por las nuevas. Muy usada por tanto para sanar la piel quemada por el sol, el viento o el frío, para dermatitis del pañal de los bebés.

Extracto de Melissa. Es una planta parecida a la menta. También se le llama “Toronjil” es nativa de Europa y el mediterráneo. Tiene flores preciosas en griego se la llamaba melissa por ser la favorita de las abejas, y se denominaron abejas melíferas. Tiene muchas propiedades para calmar los nervios, ansiedad y depresión. Para la piel, es sanadora de dermatitis, piel seca, escamada, irritada e incluso con acné.

Extracto de flor de Lavanda. Es antiséptico, cicatrizante, antibacterias, antiirritaciones, sana, por tanto, heridas, irritaciones de la piel y sequedad.

Glicerina Vegetal (libre de aceite de palma). Es un componente de los aceites, de color transparente y sabor dulce, se puede usar en alimentación. Se usa para dar humectación y deja la piel muy suave e hidratada

Conservante antimicrobiano BIO: Conservante para cosmética BIO natural permitido por ECOCERT

 INCI: Dehydroacetic Acid, Benzyl Alcohol, Aqua

Cera emulsionante, origen natural: promueve la hidratación y liberación de los principios activos con el paso del tiempo.

Modo de uso:

Aplica un poco de esta densa crema en tus manos, al ser muy rica, quizás con poca cantidad tengas suficiente. Si es necesario aplica de nuevo y masajea tus manos, se absorberá muy bien.