Jabón de Aloe Vera y Caléndula

6.00

Hay existencias

Peso: 90 g aproximadamente

Para pieles delicadas, muy sensibles, envejecidas, atópicas, dermatitis, heridas, irritadas, con psoriasis, picaduras de insectos, cicatrices, con hongos, dermatitis del pañal, pieles grasas, acné.

Es antiinflamatorio, antimicrobiano, antiviral, antibiótico, antibacterias y hongos.

Emoliente, protector, hidratante, nutritivo, humectante, cicatrizante, antiestrías, antienvejecimiento, trata eczemas, antiradicalar, calmante y reparador.

Buen regenerante y oxigenador celular, antioxidante y mejora la elasticidad.

INCI:

Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceite de Coco, Agua destilada, Hidróxido de Sodio, Manteca de Cacao Pura, Aceite de Girasol (macerado con caléndula), Extracto de Caléndula, Aceite de Ricino, Jugo de Aloe Vera, Aceite Esencial de Árbol del Té, Aceite Esencial de Litsea Cubeba, Extracto de Manzanilla dulce, Vitamina E.

Características:

Nuestros jabones son saponificados en frío, para que conserven todas las propiedades de los aceites e ingredientes que llevan.

Aconsejado para todo tipo de pieles, incluso delicadas, sensibles, con dermatitis, con psoriasis, etc.

Para la cara y el cuerpo. Evitar usar en ojos, en caso de que entre jabón enjuagar con agua abundante.

Hacer prueba de alergia por ejemplo en pliegue del codo.

Propiedades:

Compuesto en gran cantidad de Aceite de Oliva Virgen Extra, es decir el aceite de primera presión de nuestra tierra, Andalucía y líder mundial en calidad y propiedades. Cargado de vitaminas A, D, E y K, polifenoles y minerales. Hidrata, da elasticidad, flexibiliza, rejuvenece la piel y ayuda a cicatrizar.

También contiene Aceite de Coco, que aporta al jabón espuma, vitaminas y minerales, nutre, gran limpiador y además de ser excelente para que nuestra piel absorba todas las propiedades de todos los ingredientes.

La Manteca de Cacao pura utilizada en nuestro jabón es un limpiador que actúa suavemente sobre la piel, sin dejarla tirante, tiene la capacidad de rejuvenecer. Además, aunque parezca un imposible, esta preciosa manteca pura va borrando las manchas del acné. Trata la dermatitis y también desinflama.

La Vitamina E, Tocopherol una de las reinas de las vitaminas aportando a la piel un efecto saludable, con elasticidad, una de las vitaminas de la juventud, antiarrugas, previene la oxidación de la piel y radicales libres, por tanto es un gran potente antiedad.

El Aceite de Ricino,  es un aceite denso y con muy poco olor. Proporciona confort a la piel dañada, humecta, suaviza, calma, desinflama y nutre, por tanto es muy efectivo para las pieles atópicas y con dermatitis.

Aceite de Girasol. Rico en ácido linoleico (omega 6), carotenoides, lecitina, proteínas para la regeneración de la piel, ácido palmítico, omega 9, ácido gamma alfa linolénico (GLA) y vitaminas A,D y E. Es ideal para hidratar la piel, deja la piel suave de fácil absorción, antibacteriano, antiarrugas, antioxidante y numerosas cualidades para el cabello.

Además el aceite de girasol es de los mejores aceites para absorber todas las propiedades de las plantas. Por tanto es ideal para macerar plantas en él.

Jugo de Aloe Vera. Son muy increíbles las propiedades de esta planta para nuestra piel.

Alivia la piel de picores, irritaciones, inflamaciones, eczemas, dermatitis, sana heridas, quemaduras, psoriasis, oxigena la piel, es antienvejecimiento, antifúngico, antibacterias, cicatrizante y eliminador de cicatrices de menos de 5 años.

Es un gran portador de extractos y activos para la piel ya que hidrata y a la vez deshecha las células muertas de la piel. Ayuda a aumentar los efectos de protectores solares.

Extracto de Caléndula. Uno de los mejores antiinflamatorios, es antiséptico, antimicrobiano, emoliente, calmante, protector, humectante, antiirritaciones, cicatrizante. Ideal para dermatitis.

Aceite Esencial de Árbol del Té. Es uno de los aceites fundamentales para las pieles mixtas, grasas o con acné, ya que este aceite es antibacteriano, antimicrobiano, antifúngico, antibiótico, seborregulador y además desinflama y calma las pieles irritadas, inflamadas. Es suave con la piel, regenera, oxigena las células, purifica y aclara las manchas.

Aceite Esencial de Litsea Cubeba. Este árbol de olor cítrico posee magníficas propiedades dermatológicas que mejoran la dermatitis, inflamaciones, es bactericida, tónico, es seborregulador y astringente.

 

Hemos querido mimar tu piel y para ello hemos infusionado manzanilla dulce orgánica en el agua destilada para dar calma, desinflamar y suavizar tu piel.

 

Agua destilada. Ideal para la conservación y mejora de propiedades de nuestros jabones.

Hidróxido de Sodio. Es un componente imprescindible en la producción de jabón. Usado como antaño, confiere al jabón capacidad de limpieza, cuerpo y dureza.

Todos nuestros jabones una vez hechos están curando durante más de 30 días, tiempo en el que ya no existe rastro alguno de hidróxido de sodio, ya que fusionado totalmente con aceites y mantecas genera un componente nuevo llamado Jabón.

Además todos nuestros jabones tienen un exceso de aceites en la fórmula que permanecen en la piel después del baño aportando todas sus beneficiosas propiedades a la piel.

Modo de uso:

Humedecer bien con agua el cuerpo, enjuagar también el jabón y frotarlo enérgicamente con las manos y después lavar el cuerpo.

También puedes usarlo restregando la pastilla por el cuerpo, sobre todo si has elegido nuestros jabones exfoliantes, en ese caso úsalos siempre haciendo poca presión, limpiando con suavidad el cuerpo.

Muy importante, como todos los jabones, después de cada uso, dejar que se seque en una jabonera que drene, evitando así que se encharque.